masaje erotico

Tips para el masaje erótico perfecto

Sin pellizcos, tirones ni cosquillas: así es el masaje sexy perfecto. Y así es como lo quieren las personas que buscan a profesionales que hagan masajes eróticos en Barcelona, Madrid y otras grandes ciudades.

Y mientras que dar un masaje a alguien puede constituir un juego previo fantástico, o ser una gran manera de comenzar a explorar el cuerpo de una nueva pareja de forma íntima y sensual sin necesariamente tener sexo, también puede ser tremendamente torpe e incómodo para ambas partes si uno de los dos no sabe lo que está haciendo.

Consigue un buen ambiente

Asegúrate de tener todo lo que necesitas a mano antes de comenzar; nada rompe el hechizo como tener que correr a otra habitación para buscar algo a medio masaje. También debes asegurarte de que la habitación tenga la temperatura adecuada; recuerda que la persona que recibe el masaje generalmente tendrá más frío que quien lo da, ya que estará totalmente o casi desnudo.

Eso, sí: se recomienda tapar a dicha persona con una toalla o manta tibia, al menos, de cintura para abajo, mientras se esté trabajando la parte superior de su cuerpo.

Fuera accesorios

Quítate cualquier anillo, reloj, pulsera, etc., si eres quien va a dar el masaje. Piensa que todo eso que llevas podría arañar la sensible piel de la persona a quien le realizas este tratamiento, que debería ser totalmente agradable. Puede que no le hagas daño en la primera pasada, pero a medida que el masaje avance, tus accesorios irán haciendo daño a la piel. Así que ahórrate cualquier posible disgusto quitándote todo lo que llevas en las manos.

Usa aceites

Los aceites esenciales y aquellos especiales para masajes no sólo son beneficiosos para la piel, sino que también te ayudarán a conseguir que el masaje sea lo más placentero posible.

Podrás encontrar aceites específicos en cualquier tienda especializada, o en perfumerías. Seguro que la persona a la que le realices el masaje agradecerá el uso de éstos. Ten en cuenta que algunos están hechos para calentar antes de aplicar, lo que puede intensificar el placer. Eso, sí: ¡mucho cuidado con quemar su piel!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *