escorts y putas serviciosx

Adictos al sexo

 

¿Es el sexo adictivo? Seguro que muchos hemos oído hablar sobre la adicción al sexo pero no sabemos nada sobre cómo funciona. De hecho, y aunque parezca sorpresa, ni los científicos lo saben con precisión y están dentro de un dilatado debate sobre si realmente es una adicción y si sólo se trata de sexo.

 

Una cosa es que nos guste el sexo y otra muy distinta es ser adicto, con todas sus consecuencias. Por una mano tenemos a personas que quieren pasar un buen rato con su pareja o con anuncios de escorts y putas, y por el otro personas con un desorden sexual.

Hipersexualidad

Este es el término para la llamada adicción sexual o dependencia sexual. Seguramente muchos habréis escuchado la palabra ninfomanía o satiriasis. El primer concepto se refiere a la adicción en mujeres y el segundo en varones. Este comportamiento sexual compulsivo se refiere a un fenómeno en el que los individuos son incapaces de controlar su comportamiento sexual.

 

Esta necesidad de sexo de manera tan intensa afecta en más aspectos de la vida de lo que podemos pensar, ya sea tanto en las relaciones personales como en el trabajo. Esta necesidad viene precedida por la masturbación compulsiva, pero también con pasar con varias parejas en una sola noche, un uso persistente de la pornografía, cibersexo, acudir a la prostitución, voyeurismo o acoso sexual.

 

¿Qué lo provoca?

Como hemos comentado, los expertos no se ponen de acuerdo sobre por qué algunas personas tienen esta necesidad, esta adicción al sexo. La teoría que parece que gana más fuerza dice que la adicción puede estar relacionada con una anormalidad bioquímica, ciertos cambios en el cerebro que afectan al comportamiento.

 

El funcionamiento sería el mismo que con otras adicciones. Al igual que existe un mecanismo de supervivencia y recompensa en nuestro cerebro respecto a la comida o las drogas, no sería descabellado que pueda existir una vía común respecto a un interés exagerado por el sexo.

 

Tras varios estudios, se observa que las lesiones en la corteza prefrontal medial del cerebro es la que provoca un comportamiento sexual compulsivo. Otra de las razones que pueden afectar a tener este comportamiento son traumas, provenientes de familias disfuncionales o siendo víctimas de abusos, estos individuos tienen más probabilidades de caer en un trastorno de ámbito sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *